Imagen Cabezal 03
Logo San Pedro Informa

16°

Cielos nubosos

FM Genesis - en vivo!

Exclusivo

Villarruel rompió el silencio: “Coplac había invertido y no existía la idea de cerrar”

El apoderado de la empresa que despidió a todos los trabajadores decidió hablar y contar paso a paso cómo se fue dando todo hasta el cierre. Dijo estar muy dolido por todo lo que está pasando y que ellos no son responsables de la decisión tomada por el dueño de la fábrica.

Ampliar imagen Villarruel rompió el silencio
Villarruel rompió el silencio

Por: San Pedro Informa

Desde hace algo más de un mes la planta Coplac decidió cerrar sus puertas y más de 70 trabajadores entre operarios y personal administrativo se quedaron sin trabajo. Desde ese momento en su gran mayoría permanecen en las puertas de la planta con muy pocas expectativas de que la planta se reactive.  

El Dr. Sergio Villarruel se viene desempeñando como apoderado de la Compañía de Planeamiento Acústico desde el año 2012 y fue quien ofició de vocero de la empresa durante todo este tiempo.

Después de haber guardado silencio desde el inicio del conflicto resolvió hablar y relatar cómo se fue dando todo hasta llegar a la decisión por parte del empresario brasilero Vanderlei Razende Costa Sales de cerrar definitivamente la planta.

“Me tiene mal este tema pero esperé en hablar porque no quería herir ninguna susceptibilidad, pero como mi nombre está invocado en todos los carteles y de alguna manera me hacen responsable de una situación que yo no generé me decidí a contar qué fue realmente lo que pasó”, señaló Villarruel en el aire de FM Génesis.

 

“Coplac abrió sus puertas en el año 2007 por gestión de Alberto López Alonso y “Cachi” Atrip que en ese momento era Secretario de la Producción, y al mismo tiempo abrió la planta de Córdoba. Dos años después cerró la planta de Córdoba y dejó establecida la de San Pedro porque la ubicación era estratégica”.

“Tiempo después, en el año 2015, se empezó a trabajar en el proyecto Fénix donde GM iba a fabricar el Chevrolet Cruze. Se trajo el casco a San Pedro, los ingenieros trabajaron en San Pedro pero ese mismo año por un conflicto gremial se produjo un paro de línea de GM a raíz de que Coplac no entregaba las pieza. Eso le ocasionó a GM un perjuicio importante por las multas que debió abonar”.

“A raíz de esta medida, en enero de 2016, GM lo intima a Vanderley para que reabra la planta de Córdoba. Mientras tanto en ese momento ya estaba el precontrato del galpón que está al lado de Coplac, para producir allí todas las piezas de ese auto acá en San Pedro pero se frustró, en total iban a entrar a trabajar 150 empleados más”, confirmó el apoderado de la fábrica.

“Acá se continuó con la fabricación de piezas del Chevrolet Corsa, algunas de Fiat y otras de Citroën hasta que se terminaron los contratos porque los modelos dejaron de fabricarse”.

“Tiempo después quedó como única fuente de trabajo la fabricación de piezas de GM, entonces Vanderley trajo desde Córdoba algunos moldes para poder continuar con la actividad en San Pedro”.

 

“Este año hubo cuatro incumplimientos en el pago de parte de la empresa, no es que se dejó de pagar, sino que un mes se desdobló  el salario y en otro se pagó cuatro o cinco días después de la fecha prevista”.

“Hubo reuniones con los trabajadores, se les explicó la situación de la empresa, y en el mes de junio se hizo un acuerdo con el gremio a raíz de que GM cerraba por quince días, entonces Vanderley resolvió no cerrar pero adelantar una semana de vacaciones y aprovechar la otra semana para hacer limpieza y reparaciones. Se firmó un acta en el ministerio y se cumplió con las vacaciones pero la semana que se tenía que trabajar se hizo un paro porque se demoró unos días el pago de los sueldos, así que no se trabajó en los 15 días”, relató Villarruel.

“En el mes de julio llegamos a la paritaria, los trabajadores estaban disconformes, había diferencias y la paritaria se aplicó de acuerdo a lo que decía el convenio de Setia con Fita, homologado por el Ministerio de Trabajo”.

 

“En marzo había existido un encuentro entre los trabajadores y Vanderley donde cada uno dijo lo que tenía que decir pero hubo un compromiso donde antes de tomar una medida de fuerza se iba a dialogar, pero este 7 de septiembre ante la falta de pago se hizo una medida de fuerza”.

“No había problemas con el paro porque el contrato de trabajo es una responsabilidad de ambas partes, yo te pago para que vos trabajes y uno trabaja para que se le pague”.

“Este paro no fue acatado por todos los trabajadores y los que no fueron a trabajar hicieron un piquete y no se les permitió el ingreso a quienes querían trabajar. Eso fue denunciado en el Ministerio ya que se consideró que era un abuso al derecho de huelga”.

 

“Hubo audiencias y era necesario retirar de la fábrica una computadora para poder hacer el depósito de los sueldos pero nos dijeron que el ingreso a la fábrica se iba a resolver en asamblea. Posteriormente se hicieron los depósitos pero los trabajadores no ingresaron a la planta a trabajar entonces a esa altura el paro ya era ilegal”, señaló.

“Al miércoles siguiente se hizo una nueva audiencia y cuando la delegada del Ministerio de trabajo les comunicó que se iba a dictar la conciliación obligatoria le expresaron que se le solicitaba a la autoridad analizar el dictado de una conciliación obligatoria porque eso sería obligar a los trabajadores a trabajar en las deficientes condiciones de seguridad poniendo en peligro la vida de los trabajadores”.

“Se terminó la audiencia y el Ministerio la delgada dijo que evaluaría de dictar la medida porque si eso sucedía la hacían responsable a ella de lo que pudiera pasar”.

“Esos días no se trabajó y el viernes siguiente Vanderley resolvió cerrar definitivamente la planta, y ese día a las 11 de la mañana se lo comunique al ministerio”.

 

“La situación de hoy es que la empresa está cerrada definitivamente, es una decisión que tomó la empresa porque no se pudo entregar el producto como corresponde”.

“Esto que cuento es totalmente objetivo porque todos nos quedamos sin trabajo. En ese momento cuando toman la decisión de no acatar la conciliación obligatoria yo tenía el presentimiento de lo que se venía”, destacó Sergio Villarruel.

 

“El martes pasado estuvo en San Pedro el abogado de GM y me notificaron mediante una escribanía que se les debe restituir las herramientas que son de su propiedad, saben que no las puede embargar, y estoy tratando de consensuar la entrega del material porque no tiene sentido retenerlos y tampoco tiene sentido que vaya la fuerza pública a querer sacarlos, porque es un acto que no veo prudente”.

“No existía la idea de cerrar, Coplac había hecho una inversión de una máquina de fabricar espuma para suplantar las importaciones y todo es comprobable”, remarcó.


Enlace permanente:

¿TE GUSTÓ LA NOTA?

SI: 94%
NO: 0%
NS/NC: 6%
visitas


comentarios



Relacionadas

Municipalidad de San Pedro
Mitre Automotores