Imagen Cabezal 03
Logo San Pedro Informa

Cielos despejados

FM Genesis - en vivo!

Fútbol

Carlos Prono: “Me impactó la estructura del estadio y la gente que movían”

Fue arquero de Paraná en el Regional de 1994. Pasó por la selección Argentina, Independiente de Avellaneda y Talleres de Córdoba, hasta transformarse en ídolo del fútbol hondureño.  

Ampliar imagen Carlos Prono: “Me impactó la estructura del estadio y la gente que movían”
Carlos Prono: “Me impactó la estructura del estadio y la gente que movían”

Por: San Pedro Informa

Son muchas las figuras que pasaron por el fútbol sampedrino a lo largo de los años y cada uno, a su estilo, dejó su sello.

Para jugar el Torneo Regional de 1984, “Perico” Raimondo, técnico de Paraná FC, le pidió a su amigo el “Pato” Pastoriza, que le mandara cuatro jugadores para reforzar el plantel.

Así llegó un arquero, grandote y rubio que venía a sumar experiencia, defendió los tres palos “Albirrojos” a lo largo de los tres meses que duró el certamen y aún recuerda su paso por la ciudad con mucho cariño.

Transitó por distintos clubes del fútbol profesional, en Argentina, Colombia, Chile y Honduras, donde se transformó en ídolo, se quedó a vivir allí y hoy es un destacado periodista deportivo.

 

“Claro que recuerdo mi paso por San Pedro, me acuerdo desde el primer día que llegue y los voy a llevar siempre en mi corazón”, arrancó contando Carlos Prono en el aire de FM Génesis.

 

“Era muy joven, tenía 21 años, y venía de jugar el mundial juvenil con la Selección Argentina en dónde habíamos perdido la final con Brasil en México 83”, dijo.

“Recuerdo que un día me llama el “Pato”  Pastoriza y me dice de venir a jugar a San Pedro. La verdad que no estaba muy convencido porque Independiente es un equipo grande y ese año venía de ganar la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental, y si bien yo no jugaba era parte de aquel plantel que estaba plagado de jugadores que eran unos monstruos como Bochini,  Burruchaga y Marangoni”.

 

“Me llegó la chance de ir a jugar a San Pedro un torneo regional con Paraná. Recuerdo que fui con Carrá, un volante que había estado en Huracán, con un lateral de apellido Bordón y con Marcelo Carrera con quién veníamos de compartir todas las inferiores en Independiente”.

“No estábamos muy convencidos pero me acuerdo que cuando fuimos a jugar un amistoso con la reserva de Independiente nos impactó la estructura del estadio y la gente que movían, y nos animamos”, recordó Prono.

 

“San Pedro es una ciudad hermosa y me acuerdo que nos regalaban unas tortas riquísimas típicas del lugar que nos traíamos para nuestras casas”, en alusión a la ensaimada.

“Fueron pocos meses pero los disfrute mucho porque era un lugar dónde la gente era muy cálida, totalmente distinta a la de Capital Federal”.

 

“Yo personalmente me quedé con la espina de no poder clasificar. Sentía que no podíamos fallarle a la gente, a esa hermosa hinchada que nos acompañaba”, resaltó.

“Veníamos bien y nos eliminó Douglas High de Pergamino, entonces vino el presidente del club y me dijo que habíamos quedado sin chances y que si quería en la última fecha no viniera, pero me acuerdo que le dije que iba a venir igual y ganamos ese último partido”.

 

“Teníamos muy buenos jugadores, me acuerdo que había un centrodelantero grandote con un juego aéreo impresionante”, en referencia a Carlos Porta. “Yo desde el arco le apuntaba a la cabeza porque de arriba las ganaba a todas”.

 

“Cuando me voy de Paraná paso por Chacarita y cuando regreso a Independiente, justo se iba Goyen, entonces hablo con Pastoriza porque yo no quería seguir siendo el tercer arquero, quería pelear la titularidad con Moriconi, pero el “Pato” me dijo que llegaría Civarelli, que iba de Newell’s, y me ofreció dejarme libre”.

 

A partir de allí Carlos Prono formó una estupenda carrera profesional recalando en el Once Caldas de Colombia, donde estuvo dos años y tres más en el Deportes Quindio donde fue titular indiscutido y tuvo muchos reconocimientos.

Posteriormente regresó a la Argentina y jugó en Talleres de Córdoba, pasó a la Unión Española de Chile, regresó a Talleres con el “Pato” Pastoriza como DT, hasta que el representante Norberto Recasens le propuso ir a Racing pero debía esperar seis meses para quedar libre, tenía todo arreglado pero el pase nunca se hizo y quedó inactivo durante cinco temporada.

“Me apareció la oportunidad de ir a jugar a Honduras y no lo dudé. Creo que fue una acción de vida muy importante porque me fui al Olimpia, el club más grande del país, salimos cinco veces campeones, y me gané un respeto y un cariño de la gente enorme, siempre les digo que amo Argentina, pero hace 25 años que tengo el corazón en Honduras”, afirmó el ex arquero. 


Enlace permanente:

¿TE GUSTÓ LA NOTA?

SI: 100%
NO: 0%
NS/NC: 0%
visitas


comentarios



Relacionadas

COOPSER
Howard Johnson - Eventos
La Segunda Seguros Generales
Mutual de Seguridad Social
La Exculsiva